El Enano

Versión libre de la novela homónima de Pär Lagerkvist
El enano

“Los hombres son como niños, olvidan un juego por otro,

pero jamás olvidarán el juego que yo jugaré con ellos esta noche”

Pär Lagerkvist

Es una versión libre en torno a la novela homónima de Pär Lagerkvist, escritor sueco, premio Nobel en 1951.  En El Enano, el autor concibe un engendro de 65 cm de altura, dotado de una filosa capacidad para ejercer la destrucción, en una corte medieval donde campean los juegos de poder, las turbulencias del amor, la traición venenosa, el mito de la desolación, la práctica del cinismo y la simbología de la perversidad metafísica.

Es una exploración por lo laberintos del ser humano, una reflexión dramática sobre los conflictos que rondan el mundo desde hace siglos, o tal vez desde siempre, a la hora de cometer la más grave depravación contra la vida: la guerra, esa bestia voraz que nos acosa y no arrincona contra nuestra propia impotencia.

Los personajes y los momentos transcurren en una sucesión de atmósferas intensas e imágenes ricas en acción escénica y en significación dramática. Teatralmente es una propuesta sostenida en la actuación y en el ingenio de la puesta en escena. Un lenguaje de la época, inaugurando los estrépitos del Siglo XXI, dialogando con el ser humano de ahora y de siempre.

Esta obra se ha presentado en diversos festivales y países y siempre evoluciona y engendra cambios progresivos.  El Enano crece, función a función, y sigue siendo el mismo.

Ficha Artística:

Dirección y Dramaturgia: Juan Carlos Moyano
Actriz: Clara Inés Ariza
Concepto escenográfico: Juan Carlos Moyano
Máscaras y vestuario: Guillermo Forero
Vestuario del Enano: Clarissa Muñoz
Iluminación: Guillermo Forero
Diseño visual: Sol Baltazar
Producción: Teatro Tierra

Comentarios de prensa:

“… Moyano ha extraído una lectura personal y sintética, un mundo autosuficiente, que ya no necesita del relato original para explicarse, pues su construcción dramática le permite subsistir por sí mismo.”

Carlos José Reyes. Para Soñar en el Acto, 2001

“El personaje está logrado en su aspecto medular. Ha quedado atrapado en una interpretación delirante que denota un alto sentido del oficio actoral… El juego de las imágenes es una característica que permanece en los trabajos del Teatro Tierra… El Enano es un trabajo de extraordinaria factura teatral…”

Aníbal Gallego. Revista Consigna, oct/1990